Un teatro actual y vanguardista

23/08/2019 10:21 hs

El Cine, el Circo y el Teatro están viviendo unos tiempos de cambios y adaptaciones a las demandas de un público que reclama nuevas formas de expresión. El Cine es el primero en detectar estos cambios y va amoldándose con nuevas propuestas visuales sin perder su lenguaje tradicional que le caracteriza.

En Magic Wonderland hemos utilizado técnicas vanguardistas como puente ante un público que ve como el mundo avanza con nuevas tecnologías que son parte de nuestra vida diaria. Además, nuestro espectáculo está destinado a un público juvenil que ha nacido con este nuevo lenguaje y que vemos como les fascina esta combinación de valores tradicionales con una nueva forma de expresión que ven en la televisión, colegio y en el mismo Cine.

La utilización de la holografía, luces robóticas, laser o 3D-VR simplemente son un puente para representar una obra dramática cuyo fin es el mismo que el Teatro tradicional, transmitir un mensaje al público en las diferentes formas de expresión que nos ofrece este maravilloso arte.

En este caso tocamos un tema muy actual como es el deterioro de la naturaleza que ya es un drama que vivimos día a día y parece que todavía no hemos tomado conciencia de su gravedad. Si no empezamos a educar a las generaciones más jóvenes a inculcarles valores relacionados con el cuidado del Planeta Tierra, heredaran un mundo que será muy difícil vivir sanamente.

El guión ha sido cuidadosamente escrito para el público Infantil y juvenil, hemos consultado expertos en la materia y hemos querido contar la historia actual de nuestro planeta. No solo poniendo el acento en la separación de residuos, que para ello Ecoembes hace una labor admirable, el mensaje que hemos querido significar es la verdadera causa de la contaminación, calentamiento y degradación de la naturaleza.

Transmitir un mensaje de colaboración y compromiso, son fundamentales en una sociedad que necesita de nuevos valores, pero principalmente que entiendan que a la Tierra le da igual que llenemos los océanos de plástico o no podamos respirar, no olvidemos que el Planeta va a seguir existiendo con o sin nosotros.